08 Feb 2015

Diferencia entre NAS y SAN

Escrito por Pablo R.S.
Sistemas y servidores

En este artículo trataremos de explicar la diferencia entre NAS (Network Attached Storage) y SAN (Storage Area Network), que a día de hoy sigue siendo confuso para muchos usuarios.

En los últimos años hemos visto como la demanda de almacenamiento se hace cada vez más evidente en las empresas. El volumen de información que manejamos y la necesidad de compartir dicha información entre servidores, equipos, usuarios... ha hecho que las diferentes tecnologías de almacenamiento vivan su momento dorado y que un simple servidor con X discos duros nos resulte a todas luces insuficiente.

Para solventar estos problemas disponemos de varias soluciones, principalmente: NAS y SAN.

NAS - Network Attached Storage

Cuando compartimos información mediante un dispositivo NAS los equipos de nuestra empresa se conectan al dispositivo a través de la propia LAN (la red de datos general de la empresa) a través de TCP/IP y utilizando sistemas de ficheros remotos como NFS (Network File System) o CIFS.

El cliente (el equipo que reclama la información del NAS) solicita el fichero compartido y el NAS se lo sirve.

Este es un dato importante, los NAS trabajan a nivel de fichero.

La capacidad de ampliación de los NAS es menor que los SAN y está limitada en gran medida por la cantidad de discos que es capaz de albergar el propio dispositivo. Un NAS típico dispone de entre 2 y 8 bahías para discos, habitualmente SATA (y en menor medida SAS).

SAN - Storage Area Network

A diferencia de los dispositvos NAS, SAN trabaja a bajo nivel, a nivel de bloque (a diferencia de NAS que trabaja a nivel de fichero). La comunicación es similar a como se produce entre un ordenador y sus discos locales (SATA, SCSI...).

Habitualmente la conexión con las SAN se hace a través de redes dedicadas de alta velocidad, generalmente fibra a 4 u 8Gbps utilizando el protocolo Fibre Channel, aunque también se puede utilizar el protocolo iSCSI, más económico aunque de menor rendimiento (habitualmente a 1Gbps). De esta forma, la comunicación con el almacenamiento es independiente de la red general de la empresa, la cual no interfiere.

Otro punto a favor de la conexión mediante fibra es la latencia (el tiempo de respuesta del medio de transmisión) que es prácticamente 0. Esto es especialmente importante en proyectos de VDI (Virtual Desktop Infrastructure o Virtualización de escritorios), donde un retraso excesivo de acceso a disco puede provocar "tirones" en los equipos de usuario e impedir que trabajen con fluidez.

Como se puede deducir, las unidades SAN proporcionan un rendimiento mucho mayor que los NAS, estando especialmente indicadas para almacenar BBDD (bases de datos), virtualización de sistemas (VMware, Hyper-V, servidores, escritorio...), etc...

Por otro lado, otra de las ventajas fundamentales es que la capacidad de ampliación de los dispostivos SAN es mucho mayor que en los NAS. Las cabinas de almacenamiento (SAN) permiten aumentar las bandejas de discos que necesitemos para así poder ofrecer más capacidad a nuestros sistemas. Por ejemplo, podemos adquirir una HUS110 únicamente con la controladora y bandeja integrada para albergar 24 discos de 2,5" y posteriormente, si lo necesitamos, ampliar más bandejas hasta llegar al límite de la cabina (en este caso hasta 120 discos, que no está nada mal... en otros modelos, como la HUS150 nos podemos ir a más de 900 discos).

Pueden albergar diferentes tipos de disco, dependiendo de las necesidades que tengamos (rendimiento, capacidad, etc...), pudiendo convivir en un mismo sistema tanto discos SAS, como SSD, Flash (FMD), NL-SAS, lo que nos da muchas opciones.

Esquema red SAN

Esquema de red SAN

NAS o SAN ¿cuál escoger?

Como se suele decir, es una gran pregunta, aunque de "fácil" respuesta (nótense las comillas).

Las soluciones NAS son muy económicas, pudiendo comprar dispositivos NAS de dos bahías con un almacenamiento de 2TB por menos de 300 euros.

Los NAS son muy útiles tanto para pequeñas empresas u oficinas que no disponen de servidor y necesitan compartir datos entre diferentes equipos (o acceder a ellos desde internet), como para empresas más grandes que los utilizan principalmente como soporte de backup (ya que las recuperaciones de backup desde disco son infinitamente más rápidas que desde cintas, por ejemplo).

Los SAN nos proporcionan un muy alto rendimiento y por consiguiente su precio también es mucho más elevado. El precio depende en gran medida del propio dispositivo, el número y tipo de discos, el RAID utilizado, la cantidad de puertos y la velocidad de conexión.

Si necesitamos un alto rendimiento y nuestra economía nos lo permite, un sistema SAN es lo que necesitamos.

Cabe destacar que cualquiera de las dos opciones, tanto NAS como SAN permiten trabajar con diferentes niveles de RAID. En el caso de SAN es totalmente imprescindible porque la seguridad es crucial, siendo lo más habitual trabajar con RAID6 en la mayoría de los casos.

En cuanto a los NAS, es muy habitual adquirir un dispositivo de 2 bahías con dos discos funcionando en RAID 1 (modo espejo). De esta manera, si uno de los dos discos se muere, podremos seguir accediendo a la información que se encontrará reflejada en el segundo disco. Esta opción es especialmente interesante para pequeñas empresas que carecen de servidor ya que les permite almacenar y compartir la información de una manera segura.

Si necesitas consejo sobre que comprar o que instalar, recuerda que en 2KSystems somos especialistas en sistemas de almacenamiento y estaremos encantados de ayudarte en tu proyecto, tanto para escoger tu dispositivo NAS (QNAP, Sinology...), SAN (HDS - Hitachi), como para asesorarte con el dimensionamiento, instalación, implementación, mantenimiento...

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Escrito por

Pablo Rivera

Pablo Rivera

Director Técnico